lunes, 21 de noviembre de 2016

¡DESCUBRIENDO A UN CAZADOR DE ÁNGELES!









En este post, voy a tratar de “desvestir humanamente” a Héctor Trinidad Quejada.

Aunque leyendo su libro, es factible atisbar la parcela más personal y privada de Héctor, hasta que tengáis la oportunidad de leer “CAMBIA…para CAMBIAR EL MUNDO” (en el siguiente post os hablaré de tal ejemplar) ¡os quiero dejar con la miel en los labios! y me gustaría mostraros, desde un tono “coloquial y directo”, la parte humana y más cercana del autor del libro, “un cazador de ángeles en busca de su SUEÑO”  

Como Héctor me trasladó, y para poneros en antecedentes, “se trata de una obra escrita desde lo más profundo de su SER, en la que intenta ayudar a todo aquel que se encuentre en un momento vital en el que no le gusta lo que hace, o que las circunstancias le han puesto en serias dificultades y no sabe cómo reorientar su vida”.

¡Vamos allá!

Y… ¿qué es eso de “cazador ángeles”, Héctor?

Hace aproximadamente un mes le pedí a una serie de referentes del mundo de los RRHH y el desarrollo personal ayuda para promocionar mi libro. El mecanismo es muy fácil, yo se lo enviaba, ellos lo leían y, si les parecía bueno, me ayudarían en la promoción gracias a su “influencia”. De momento 71 de estos grandes referentes me han dicho SI, ellos son mis ÁNGELES, y como han dicho que SI sin conocerme en persona, me voy a su caza, para verlos, darles las gracias y un abrazo, por eso “Cazo Ángeles”

 ¿Cómo surgió la idea de escribir “CAMBIA…para CAMBIAR EL MUNDO”?

Porque todos tenemos algo extraordinario que regalarle al mundo, pero no tenemos valor de sacarlo hacia afuera. Además, la sociedad actual nos vende la idea de que es muy “fácil” triunfar sin apenas esfuerzo. Por eso yo quiero tumbar ambas cosas que considero que no son ciertas:

En primer lugar, claro que podemos hacer cosas INCREÍBLES y EXTRAORDINARIAS y ser FELICES VIVIENDO LA VIDA QUE QUEREMOS.
- De fácil y sin esfuerzo nada. Se puede hacer, claro que sí, pero con preparación, planificación, esfuerzo, constancia y…(lee el libro y sabrás qué palabra viene aquí)

¿Qué les dirías a los lectores de esta entrevista acerca de “CAMBIA…para CAMBIAR EL MUNDO”?

Que lo lean y que lo SIENTAN, que se dejen llevar por la aventura que he preparado para ellos, que disfruten cada línea, cada pregunta que les voy a hacer, que sean sinceros consigo mismo, que dediquen unas horas de su vida a reflexionar sobre sus respuestas y que, al finalizarlo…se comprarán un gran cuaderno…seguro.

¿Cuál es la mayor locura que has cometido en tu vida, o…la qué te gustaría cometer?

Jajaja, es que yo creo que lo que hago no son locuras, otros sí lo ven así, pero yo no. (mi hermano dice que le doy una vidilla a la vida)
Creo que mi gran locura está por llegar…y llegará. 
Mientras tanto…lo que otros llaman locuras, yo lo llamo vida.

¿Cuál ha sido tu mayor atrevimiento en la vida? 

Vivir mi propia vida, la que quería vivir, tomar la decisión INQUEBRANTABLE y hacerlo.

¿Cuál es tu palabra favorita? , y ¿cuáles son las palabras que más usas? 

Mi palabra favorita es PERSONAS, y las que más uso, depende si estamos hablando en el ámbito personal o profesional.

En el ámbito personal: amor, por favor, gracias, lo siento, te quiero, enhorabuena, que bonito, qué chula, guapa…(es que tengo dos niñas de dos años)

En el ámbito profesional: pasión, comunicación, ilusión, empatía, amabilidad, liderazgo, entrega, futuro…y cambio, siempre cambio.

¿Cuál ha sido la última vez que has llorado?

Jo, resulta muy curioso que me hagas esa pregunta, porque yo soy muy llorón, pero antes de cambiar mi vida, lloraba de rabia, de frustración, de impotencia, de ira…Ahora lloro, pero distinto, sobre todo de emoción. 
¿La última? Ah si, este verano en Oropesa del Mar, cantando en un karaoke “Resistiré” del Dúo Dinámico (esa canción significa mucho para mí)

¿Qué aprecias más de tus amigos y familia? 

Que me apoyan, aunque muchas veces no me entienden.

¿Qué es para ti la felicidad perfecta? 

Hacer sonreír a los demás, a mis hijas, a mi mujer, a mi familia, a mis amigos, mis compañeros, mis alumnos, mis clientes, a cualquier persona con la que me relacione…directa o indirectamente. Ojalá pudiera hacer sonreír a todo el mundo (sonreír, no reír de contar chistes).

¿Qué o quién es el amor más grande de tu vida? 

Mis dos hijas, Noa y Alexandra, Alexandra y Noa.

¿Qué es lo que más te disgusta de ti mismo?

Que aunque lucho porque cada vez se produzca menos, el MIEDO me sigue paralizando…a veces.

¿Cuál es tu miedo más grande? 

Jajaja, si lees el libro lo sabes, lo cuento con detalle, y es verdad, aunque no te lo creas.

¿Cuál ha sido la situación más embarazosa de tu vida?

Uy, he tenido muchísimas en las que he dicho “tierra trágame”, pero cuento mucho una en la que era el presentador de la función de Navidad en el teatro municipal de mi ciudad, tenía preparado un guion de 2 minutos entre acto y acto, y en uno de los cambios se cayó el decorado, por lo que tuve que improvisar durante 15 minutos, delante del telón, en 15 centímetros de suelo, ante 800 personas, mientras lo arreglaban.

En ese momento decidí hacerme especialista en comunicación y en “cómo hablar en público”, no quería que me volviera a pasar.

Si fueras invisible por un día, ¿qué sería lo primero que harías?

Si me lo hubieras preguntado hace 20 años te hubiera dicho robar un banco o espiar a alguna chica desnuda. Hoy haría dos cosas, ayudar a alguien sin que lo supiera y gastar alguna broma a algún amigo (o a mi hermano).

¿Qué es lo que más detestas?

La desigualdad social tan obscena que existe en muchos lugares de este planeta.

¿Cuál es la cualidad que más te gusta en las personas?

La empatía, todos queremos tenerla y casi nadie la tiene.

¿Cuál es tu estado emocional más común? 

Hace 10 años te hubiera dicho que estaba bastante bipolarizado. Ahora…equilibrado, aunque siempre tiendo al optimismo, pero sin euforia.

¿Desearías tener algún talento en especial?

Cualquiera que me permitiera desarrollar mi lado artístico, ha estado reprimido muchos años.

¿Qué virtud consideras que está más sobrevalorada? 

La prudencia.

¿A qué persona admiras? 

A mis hijas, a las dos, las admiro y las miro, y no me canso de hacerlo. Admiro su determinación, su valentía, su coraje, su ilusión por las cosas pequeñas, por todo lo nuevo…y me siento totalmente responsable de que SIEMPRE tengan ese brillo y esa ilusión.

¿A qué personaje histórico admiras?            

No creo en grandes líderes, ni en grandes mitos, solo creo en PERSONAS, no creo que ningún personaje histórico hubiera podido conseguir NADA solo, por eso siempre pondría en primer lugar a todas las personas que hacen que las cosas sean posibles, que son todas las personas que siguen a los que salen en los libros, pero que fueron los que hicieron que las cosas fueran posibles.

¿Cuál es tu lema?

Sueña alto, muy alto…cambia y cambia el Mundo.

¿Cuál consideras que ha sido tu mayor logro hasta ahora? 

Mis dos hijas, sin lugar a dudas.

Y por último, aunque si quieres continuamos otro día, ¿qué esperas de este libro?

Que cambie la vida del que lo lea y que después, comience a cambiar…para cambiar el mundo.


¡Gracias Héctor!, ha quedado una entrevista genial, sincera e íntima ¡estoy convencida de que el objetivo de ésta se alcanzará con creces! Me alegra que “te haya hecho pensar, y no sobre el libro, sino sobre ti”

Para finalizar, he de decir que yo tengo el placer de ser uno de “los ángeles de Héctor”. Y antes de empezar a leer el libro, ¡supe que iba a ser bueno! Actualmente estoy llegando a final y corroboro mi pensamiento.  

La verdad es que me está dando mucho que pensar, y sinceramente, estoy en un momento en el que ¡necesito un cambio y preciso de la energía suficiente para luchar por alcanzar mis sueños, sobre todo profesionales! Uffff y si lo pienso, tengo muchos mini-sueños más por alcanzar… ¡ayyy necesito mucha planificación, no tengo tiempo! Jejeje 

Lo que tengo claro es que principalmente es necesario un cambio de actitud, y eso es lo que me parece más delicado, ya que requiere de un proceso de análisis y autoconocimiento riguroso, así como práctica y la gestión correcta de las emociones. En el libro Héctor plantea una serie de ejercicios que nos ayudan con esto. 

Como dice Teresa Hernando de Felipe, (otro de los ángeles), este libro “nos está encontrando a cada uno de nosotros en momentos personales diferentes.” 

Estoy encantada de formar parte de este cielo por el que transitamos, de momento 71 ÁNGELES. ¡Me está aportando un gran enriquecimiento personal y una motivación extra! y espero en algún instante, poder coincidir personalmente con ellos y con el artífice de éste movimiento para “CAMBIAR EL MUNDO”: Héctor Trinidad Quejada. 

¡Propaguemos el virus entre tod@s!